jueves, 25 de octubre de 2018

El Delta del Ebro II

El Delta del Ebro (España) se adentra en el Mediterráneo como una gran ave con sus alas extendidas. El río llega a su destino final amplio y majestuoso, flanqueado por arrozales y marismas que mudan su aspecto con el paso de los meses y las estaciones. Localizado en el sur de Tarragona, este territorio de gran biodiversidad, frágil y cambiante, es hoy un destino excelente para la observación de aves, el turismo rural y las rutas fluviales y en bicicleta. Protegido como Parque Natural del Delta de l’Ebre y declarado Reserva de la Biosfera, es la segunda zona húmeda más importante de España tras el Parque Nacional de Doñana. Para descubrirla lo mejor es adentrarse sin rumbo por esta tierra dominada por el agua -lagunas, arrozales, acequias…-, siguiendo estrechas y laberínticas carreteras que llevan a todas partes, siempre con las montañas del Montsià como punto de referencia en el oeste y, por supuesto, el curso del río. Desde la ciudad de Amposta, reconocible por su puente inspirado en el neoyorquino de Brooklyn, el Ebro penetra en el parque y discurre perezoso hasta desembocar junto a la Isla  de Buda, una reserva especialmente protegida dentro del parque, de acceso restringido y habitada por caballos traídos de la Camarga francesa que pacen entre eucaliptos centenarios.

En la desembocadura del río. Foto 21 de mayo de 2017.
Todo el año se puede observar gran variedad de aves pero dependiendo de la estación se verán más o menos aves y una mayor o menor variedad de especies. Foto 21 de mayo de 2017.
Ya en el mar abierto. Foto 21 de mayo de 2017.
Navegando en mar abierto. Foto 21 de mayo de 2017.
La cantidad y variedades de especies de aves que se pueden ver depende de las estaciones del año. Foto 21 de mayo de 2017.
Observatorio. Foto 21 de mayo de 2017.
Ídem foto anterior. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Regresando al punto de partida. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Plantaciones de arroz. Foto 21 de mayo de 2017.
Ídem foto anterior.
Foto 21 de mayo de 2017.
Vuelo rasante sobre el agua. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Restos de lo que alguna vez fue una fábrica. Foto 21 de mayo de 2017.
Puente colgante. Foto 21 de mayo de 2017.
Fin. Foto 21 de mayo de 2017.

miércoles, 24 de octubre de 2018

El Delta del Ebro I

El Delta del Ebro (España) se adentra en el Mediterráneo como una gran ave con sus alas extendidas. El río llega a su destino final amplio y majestuoso, flanqueado por arrozales y marismas que mudan su aspecto con el paso de los meses y las estaciones. Localizado en el sur de Tarragona, este territorio de gran biodiversidad, frágil y cambiante, es hoy un destino excelente para la observación de aves, el turismo rural y las rutas fluviales y en bicicleta. Protegido como Parque Natural del Delta de l’Ebre y declarado Reserva de la Biosfera, es la segunda zona húmeda más importante de España tras el Parque Nacional de Doñana. Para descubrirla lo mejor es adentrarse sin rumbo por esta tierra dominada por el agua -lagunas, arrozales, acequias…-, siguiendo estrechas y laberínticas carreteras que llevan a todas partes, siempre con las montañas del Montsià como punto de referencia en el oeste y, por supuesto, el curso del río. Desde la ciudad de Amposta, reconocible por su puente inspirado en el neoyorquino de Brooklyn, el Ebro penetra en el parque y discurre perezoso hasta desembocar junto a la Isla  de Buda, una reserva especialmente protegida dentro del parque, de acceso restringido y habitada por caballos traídos de la Camarga francesa que pacen entre eucaliptos centenarios.

El amplio y majestuoso río. Foto 21 de mayo de 2017.
El río visto hacia su desembocadura. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Catamaranes, botes, kayak, lanchas, etc., todo es bueno para navegar por este caudaloso río. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Navegando hacia la desembocadura. Foto 21 de mayo de 2017.
Los cañaverales y los carrizales son las plantas dominantes en el Delta. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Las plantaciones de arroz. Foto 21 de mayo de 2017.
Ídem foto anterior.
El Ebro es un ancho y caudaloso río. Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
Foto 21 de mayo de 2017.
No todos los árboles mueren de pié. Foto 21 de mayo de 2017.
Plantaciones de arroz. Foto 21 de mayo de 2017.
Ídem foto anterior.
Foto 21 de mayo de 2017.
Aquí un "chiringuito" donde sirven comidas típicas del lugar. Foto 21 de mayo de 2017.
Ídem foto anterior.

domingo, 15 de octubre de 2017

Keukenhof

Keukenhof es un extenso parque de más de 32 hectáreas situado entre las localidades de Lisse e Hillegom, en Holanda. En este parque, entre otras cosas, puede verse una gran variedad de tulipanes.


Fotos: Simplemente mis...(J.E.G.) 2 de mayo de 2017